Una Batalla. Una realidad. Una responsabilidad…


El viento sopla fuerte, Las estrellas se agrupan. La Luna espera, El sol se impacienta. Las Aguas se inquietan, La tierra gime.
El dolor aumenta, La señal se acerca. Un niño muere, El joven mata. La familia se pierde, El divorcio los encuentra.
Un país se hunde, Otro lo destruye. El libertinaje crece, La santidad desaparece. El hombre sonríe, El ángel llora. La noche se alarga, El día se acorta.
Unos se atreven, Miles los niegan. El hijo se aparta, El Padre enlútese. La mujer aborta, El gobierno lo permite. Ellos se casan, La sociedad aplaude.
El mal ve, El bien ciega. Los padres se embriagan, El bebé grita.
Miles duermen, Unos los atacan. El predica, El viola. La fe disminuye, Los demonios festejan.
La generación se esconde, Los incrédulos se asoman. Los cristianos mueren, La creación los desconoce.
El planeta cambia, La Palabra es la misma. Unos la aprenden, En el sacrificio la olvidan. Muchos la enseñan, La oscuridad los desenmascara. La actuación es falsa, El cristianismo es verdad.
Aún duermes, La tierra te espera. La batalla es constante, La oración también. La realidad duele, el arrepentirse también. La responsabilidad es un valor, Los valores cambian la sociedad.
Muchos sueñan, Muchos duermen. Pocos se esfuerzan, Muchos descansan. Unos esperan, Otros difaman. Los golpes duelen, las palabras hieren. La verdad da luz, La mentira niebla.
La tierra no aguanta, La creación no da más. Todos te esperan, eres un escogido. La batalla se pelea, la guerra se gana. La realidad se conoce, el cambio comienza. La responsabilidad te despierta, La acción empieza.
DANIEL C.B.

Anuncios